¿CÓMO FUNCIONA TU SISTEMA INMUNOLÓGICO?

Para saber cómo funciona primero tenemos que saber qué es

Todos los días estamos expuestos a diversos factores que pueden debilitar nuestras defensas, afortunadamente contamos con un sistema llamado Inmunológico el cual se encarga de identificar, atacar y eliminar cualquier sustancia, bacteria o virus que aumente el riesgo de padecer alguna enfermedad.

Conoce en 2 minutos cómo funciona el sistema inmunológico:

¿PERO CÓMO SE COMPONE ESTE SISTEMA?

Es una red organizada de células, tejidos y órganos que comúnmente llamamos sistema de defensas, el cual lo encontramos en todo nuestro cuerpo. 

Cada uno de ellos tiene un papel importante para protegernos.

Más de la mitad del sistema inmunológico está en los intestinos, donde habitan bacterias (microbiota intestinal), las bacterias buenas con el lactobacillus casei Shirota contribuyen a estimular, activar y fortalecer este sistema de defensas.

Células Dendríticas

Identifica, atrapa y presenta a las sustancias extrañas.

Células T

Dan indicación a otras células. También eliminan a las células afectadas por bacterias malas o virus.

Células B

Recibiendo indicación de células T, elaboran antígenos y eliminan a los agentes patógenos.

Macrófagos

Comen bacterias malas o virus para eliminarlos.

Natural Killer (NK)

Atacan y eliminan a las células malignas o virus.

Conoce cómo funcionan las células del sistema inmunológico.

¿POR QUÉ SE DEBILITA EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA INMUNE?

Un estilo de vida poco saludable hace que nuestras defensas se encuentren  disminuidas, por lo que podríamos adquirir enfermedades  en cualquier momento.  Entre los factores que debilitan nuestras defensas encontramos:

Mala alimentación

Estrés

Edad

Microbiota intestinal dañada

Cansancio

Sedentarismo

¿ENTONCES CÓMO PUEDO FORTALECER MI SISTEMA INMUNOLÓGICO?

Los hábitos saludables te ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, solo tenemos que ser constantes en practicarlos. Entre las acciones que debemos hacer día con día encontramos: 

  • Dormir bien, por lo menos 8 horas continuas. 
  • Hacer ejercicio, 45 minutos al día. 
  • Alimentación correcta, aumenta el consumo de frutas y verduras.
  • Tomar agua suficiente para mantenerse hidratado.  
  • Controlar el estrés,  realiza actividades que te mantengan alegre y sonriente. 
  • Consumo de probióticos como los Lactobacillus casei shirota.

¿CÓMO SIRVEN LOS PROBIÓTICOS?

Los probióticos han demostrado en diversos estudios que cuando se consumen diariamente y se practica un estilo de vida saludable, pueden ayudar a fortalecer y estimular nuestro sistema de defensas.

El Lactobacillus casei Shirota es una bacteria probiótica que ha demostrado científicamente:

1.- Aumentar la actividad de las células Natural Killer (NK) parte importante de nuestro sistema inmunológico*

2.- Incrementar la Inmunoglobulina A (primera línea de defensa que previene el daño por virus o bacterias) **

En adultos mayores, atletas y personas con estrés la actividad de las células NK puede ser baja, por lo que es importante mantener su acción consumiendo probióticos.

*Takeda K. Okumura K. Effects of a fermented milk drink containing Lactobacillus casei strain Shirota on the human NK-cell activity. J Nutr. 2007 Mar; 137 (3 Suppl 2):791S-3S. doi: 10.1093/jn/137.3.791S.

**Gleeson M, Bishop NC, Oliveira M, Tauler P.  Daily probiotic’s (Lactobacillus casei Shirota) reduction of infection incidence in athletes. Int J Sport Nutr Exerc Metab. 2011 feb;21(1):55-64.